¿Qué es el renting de coches ?

Renting de coches

El Renting de coches es un contrato de arrendamiento o alquiler a largo plazo (desde 24 a 60 meses por norma general) por el que una compañía compra un vehículo nuevo en el concesionario.

La compra se hace a gusto y necesidad de su arrendatario, y lo pone a su disposición, por un plazo de tiempo y un kilometraje previamente pactado.

Todo ello, a cambio del pago de una cuota mensual, en la que están incluidos, además de los gastos de mantenimiento, el seguro, los neumáticos, las averías, y diversos servicios adicionales que diferencian a cada una de las compañías de renting.

Desde que las compañías de Renting de coches aparecieron con fuerza en España, hace ya unos diez años, enfocadas al sector empresarial y profesional, la venta de coches nuevos ha adquirido un nuevo significado y una nueva fórmula en la que el coche pasa a ser una herramienta más de trabajo.

Nuestras furgonetas Renault Kangoo Combi Profesional Dci , o Renault Kangoo Furgon Profesional Dci , o nuestra Citroen berlingo Talla M  de uso cotidiano son un ejemplo.

Cada usuario disfruta de una serie de ventajas que antiguamente no existían, dejando el gasto y la pérdida por depreciación al adquirir un coche nuevo, para pasar a poseer un coche nuevo en el que todo son ventajas, sobre todo, fiscales, y de tesorería.

Compañías de Renting

Nos encontramos ante operadores que aúnan flotas de miles de coches en propiedad y que se benefician de los mejores descuentos en la compra del coche a las marcas.

Además, estas compañías de renting, tienen los acuerdos más ventajosos con los talleres mecánicos de las marcas, de neumáticos, y pintura, además de con las aseguradoras, lo que les permite ofrecer las cuotas más interesantes y afinadas a las necesidades de cada usuario. 

Las compañías, a su vez, se han especializado en la reventa de los coches de segunda mano que sus contratos de renting van generando a su terminación.

Estos vehículos de ocasión poseen todo el historial de revisiones, y de ellos se conoce plenamente el estado de funcionamiento y el uso dado por el usuario ya que es la empresa de renting la que mantiene los contactos con talleres y quien paga cada una de las facturas de los mantenimientos.

Por lo anterior, pueden ofrecer los coches a los futuros compradores, tanto particulares, como profesionales, quienes compran mucho más y se benefician de todas las garantías y tranquilidad que necesitan para su posterior oferta en el mercado de segunda mano.

Valor final del vehículo

La Experiencia al conocer las flotas de coches, así como la de la venta de los coches usados permite a las compañías de renting conocer el valor final del vehículo a la hora del término del contrato de renting, por lo que les permite cotizar cuotas contando el valor final del vehículo acorde a la duración del contrato.

Los renting, cada día fortalecen la venta de coches nuevos por este sistema y facilitan acceso a los particulares, que pueden disfrutar de tener coche por una cuota al mes, sin preocuparse del seguro, ni de las revisiones, o de los  neumáticos, ni del coche de sustitución.

La mayor ventaja es el no tener que intentar revenderlo, tan simple como devolverlo y coger otro en lugar del anterior.