BMW 320D GT Xdrive 2016 en venta

Si deseas contar con un vehículo BMW, sea cual sea el uso que vayas a hacer de él, creemos que optar por la fórmula del renting puede suponer una alternativa interesante para que disfrutes de su utilización.

¿Por qué te puede venir bien el renting para llevar un BMW?

BMW es una de las marcas más prestigiosas del mundo de la automoción. Pero ya sabes que la calidad de las prestaciones de los diferentes modelos de la firma alemana tiene un coste. Quizás, en un momento dado, no estés en condiciones de pagar el precio de uno de estos vehículos.

También es posible que, como no lo necesitas para un uso continuo sino solo para ocasiones eventuales, te interese más apostar por una fórmula de alquiler como la del renting.

En este sentido, puedes firmar uno de estos contratos de arrendamiento, por lo general de más de un año, el cual vas a poder pagar mediante cómodas cuotas mensuales. Por ejemplo, si eres autónomo y te hace falta un coche de este tipo para el trabajo, esta alternativa se adapta a las necesidades de tu empresa.

Con el ahorro que consigues abonando esas cuotas mensuales en lugar de pagar el importe total que cuesta el automóvil, puedes realizar inversiones en hacer más grande tu empresa. Por otro lado, como estas cuotas no varían (100 % deducible en IRPF e impuesto de sociedades), la planificación de sus pagos se hace muy sencilla.

Además, incluyen el seguro a todo riesgo y el mantenimiento y no vas a tener que preocuparte de los abonos del permiso de circulación y de los impuestos.

Gestiona el renting de tu BMW desde nuestra web

En definitiva, contacta con nosotros por correo electrónico para elegir el renting del BMW que te convenga y envíanos la documentación personal y económica que te solicitemos.