Decidir el renting mas interesante

renting para particularesparticulares

No vamos a hablar de las ventajas fiscales que supone el arrendamiento en empresas y autónomos, ya es conocido por todos ellos.

Estamos viviendo una época cambiante para las personas particulares en el que uno puede estar pensando si vender su coche y no volver a comprar otro coche nuevo, entrando en el renting con decisión porque ya lo conoce, en algún momento ha tenido coche de renting en su puesto de trabajo, o algún familiar lo tiene y ya le ha comentado las maravillas del servicio, lo que le hará decidir el renting mas interesante de manera rápida

Por otra parte, existe el usuario de coche que ha oido hablar del renting, pero está en una fase de estudio de una serie de escenarios:

  1. ¿Podré pagar 60 cuotas de 390€ sin fallar?
  2. ¿El seguro será a todo riesgo?
  3. ¿Me cambiarán los neumaticos por unos de primeras marcas?
  4. ¿Me harán el mantenimiento según el plan del fabricante?
  5. ¿Los impuestos de circulación están incluidos en la cuota?
  6. Una vez que termine el contrato, ¿me interesará comprar el coche?
  7. O, ¿me contrataré otro renting?

De todas las preguntas anteriores, la peor de todas es la primera, ya que si no podemos pagar las 60 cuotas, o nuestra economía va muy ajustada, no vale la pena pensar en el renting.

Sin embargo, la respuesta a las seis preguntas restantes es SÍ, así que si tenemos respuesta afirmativa ala pregunta numero 1, vayamos directos al renting, y explicamos por qué.

Cuando el usuario se plantee la compra de un coche nuevo o la contratación de un renting, debería observar el cuadro del coste mas abajo

En la tabla, nos situamos ante una compra de un coche con valor de adquisición de 23.000€, pagado al contado sin financiar, de tipo Suv, por ejemplo, un Opel Grandland X 120 Aniversario el para un uso de cinco años rodando 20.000kms anuales, y Sin Averías.

Si hubiese cualquier avería o gasto extra como por ejemplo los intereses de haberlo financiado, el apartado de compra sería totalmente negativo.

El resultado claramente favorece al renting, no solo por que al final del ciclo de uso, el importe del gasto en el renting habrá sido menor, sino porque el hecho de tener que vender el coche, no es algo fácil hoy en día, y el usuario tiene que plantearse, el venderlo antes de comprar otro nuevo y pasar por el tedio del proceso de venta del coche, anuncios, llamadas, citas para enseñarlo, o entregarlo en el concesionario para sufrir una depreciación aun mayor.

Con este ejemplo aconsejamos claremente no comprar, aunque entendemos el momento de incertidumbre por el que el usuario del coche va a pasar antes de la toma de decisión y el sentido arraigado de la propiedad existente en nuestra cultura.

Conclusión,

El Renting es el futuro para el uso del automovil, y de muchos otros bienes que se deprecian rápido en el tiempo. Nos permite mantener limpia nuestra tesorería, evitamos el pago de intereses, y podemos ir cambiando de coche cada X tiempo con la facilidad de tan solo elegir lo que queremos.

Esperamos que te haya gustado